Hombre en Llamas





Es una película estadounidense del año 2004, basada en la novela del mismo nombre de A. J. Quinell (1980), que ya había sido adaptada por primera vez en 1987. Esta versión fue estrenada el 23 de abril de 2004, dirigida por Tony Scott. La película se desarrolla en la ciudad de México.




Sinopsis:

Varios secuestros de niños ha azotado la Ciudad de México, lo que ha traído consigo un creciente sentimiento de pánico entre sus ciudadanos más adinerados; especialmente entre los padres de familia. En un período de 6 días, se llevan a cabo 24 raptos, generando con ello que muchas familias contraten guardaespaldas. Allí aparece en escena John Creasy, quien visita a un viejo amigo mexicano (Paul Rayburn), quien le propone ser guardaespaldas de una niña de nueve años, llamada Lupita Ramos. Creasy no está interesado, pero al final termina aceptando a regañadientes.

La familia Ramos queda impresionada con el currículum de Creasy, pero el padre de la niña lo contrata sabiendo que es un alcohólico, ya que eso faciltaría los planes que pretende llevar a cabo en un futuro inmediato (armar el secuestro de Lupita/"Pita"). Lupita intenta llevar una amistad con Creasy, pero este apenas la soporta por las preguntas constantes de la niña. En un momento ella se enoja y deja de hablarle por unos días, pero al final Creasy se ablanda y comienza a crecer una tierna amistad con la pequeña.

El guardaespaldas sustituye a los padres de Lupita cuando estos no están. Viendo que Lupita le tiene miedo al sonido de las armas, le ayuda a superar el temor y le da consejos con su competencia de natación, casi volviéndose un padre para la pequeña. Sin embargo, esta nueva razón para vivir que ha encontrado Creasy, queda devastada cuando al salir ella de su clase de piano, "Pita" es secuestrada y él queda gravemente herido luego de intentar abortar el secuestro.

Los desesperados padres aceptan la ayuda de la policía, pero al intentar el rescate de Lupita ocurre una emboscada y uno de los delincuentes muere en el enfrentamiento. Muy pronto una voz telefónica les comunica a los padres de "Pita" que luego de esa emboscada, ya pueden considerar muerta a la niña.

John Creasy al enterarse de la posible muerte de la menor, aún sin haberse recuperado de sus heridas se entrevista con la madre de Lupita, a quien le promete matar a cualquiera que haya estado involucrado en el secuestro, cualquiera que se hubiera beneficiado con ello, o simplemente cualquiera que voltee a mirarlo.

De allí el nombre de la película. Creasy dominado por el fuego de la venganza, es un hombre en llamas que ha jurado matar a todos aquellos que tuvieran algo que ver con el secuestro de su querida niña.

Creasy recordó que en una ocasión que llevaba a Pita a la escuela, un automóvil los iba siguiendo, y ambos anotaron el número de la matrícula, sin embargo Creasy no logró apuntarlo completo por realizar una maniobra automovilística para evitar un accidente, pero la pequeña logró capturar casi todo el número con excepción del último dígito. Con este dato, le pide a una periodista que se dispuso a ayudarlo, Mariana García Guerrero, que le investigara el posible dígito para rastrear a uno de los delicuentes, pues durante la captura de Pita logró reconocer a uno de los tripulantes de los automóviles. Una vez que tuvo la información, se dirigió a una colonia popular de la Ciudad de México para interceptar al sujeto, de nombre Jorge González. Este es obligado por Creasy a conducir hasta un precipicio en donde trata de interrogarlo, pero al notar su negativa, decide torturarlo: cada vez que se negara a darle información, le cortaría uno a uno los dedos y le pararía el sangrado con un encendedor de cigarros; al ver la renuencia del delincuente, Creasy comienza la tortura y es como obtiene información acerca del nombre de la banda de secuestradores: "La Hermandad", y sobre uno de los cuarteles ubicado en Nezahualcóyotl, un antiguo cine convertido en discoteca estilo Rave, siendo su líder un hombre a quien apodan "El Carnicero".

comentarios
Nota: Los comentarios de este sitio que son publicados quedan bajo responsabilidad exclusiva de sus autores. Wombu.com se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que pudieran resultar abusivos, ofensivos o con lenguaje inapropiedad. Sus datos de correo electrónico y cualquier otra información personal no será revelada en sus comentarios.

SíguenosLo último de Wombu.com en tu mail. ¡Apúntate!

Publicidad
Facebook!
Google Adsense